Cien años de la Asociación Venezolana de Esperanto

Bienvenidos a todos nuestros queridos lectores

En el año 2012 con la celebración de los 125 años del nacimiento de la lengua internacional Esperanto, nosotros también festejamos la primera aparición de nuestra organización, como ave fénix nuestra asociación debió renacer tres veces.

Para el año 1912 en Maturín, estado Monagas, el profesor Benito Losada Azócar fundó nuestra organización nacional. Gran esfuerzo y placer a transcurrido durante estos cien años y por tal sentido decidimos hacer una edición especial de nuestra revista para hacer pública nuestra vida como institución, y sobre todo, como un conjunto de seres humanos que decidieron aprender una lengua planificada y formar parte de una comunidad internacional que interrelaciona seres humanos y no entre naciones.

Esta versión es bilingüe fue concebida para facilitar el conocimiento de este material en ambos mundos, servir a su vez como material informativo para no-esperantohablantes y aquellos que si lo son.

Les mostraremos parte de un material hecho por nuestros amigos los esposos Liba y Floreal Gabalda y algunos aportes de parte de su servidor, quien les escribe.

Ricardo Coutinho
Editor responsable de Venezuela Stelo

EL ESPERANTO EN VENEZUELA
Este material ha sido publicado en la edición especial de nuestra revista Venezuela Stelo, año 2012

La presencia del Idioma Internacional Esperanto en Venezuela data desde hace más cien años, desarrollándose desde embriones muy pequeños de amigos del idioma hasta activos participantes de la vida literaria y cultural del movimiento esperantista.

Cronología:

Época Pionera (1904-1971)

En 1887, Zamenhof publicó en Varsovia, Polonia, su primer libro Lingvo Internacia. El Esperanto se difundió rápidamente por el mundo entero. Para 1904, Otto Messerl funda en la Isla Margarita, el primer grupo esperantista en Venezuela, con el nombre de Progreso. En el año 1906, el mismo Messerl, publica una columna regular sobre el Esperanto en el periódico El Dominical de Caracas.

Según investigaciones llevadas a cabo por el Sr. Lino Moulines, en 1908, un sr. Chamad publica en uno de los más importantes diario de la época, El Constitucional, una sección semanal titulada El Esperanto, la cual regularmente informa sobre el Idioma Internacional, su progreso, los acontecimientos y las noticias de las organizaciones esperantistas en el mundo. Durante la misma época, el profesor y filólogo Manuel M. Villalobos dicta varias conferencias sobre el Esperanto en el Colegio Andrés Bello de Caracas.

En San Cristóbal, Capital del Estado Táchira, aparece la primera publicación escrita en esperanto en Venezuela. El 1º de abril de 1910 nace Anda Lumo, Luz Andina, cuyo director era Marcelino Hernández Mantilla, publicación que sirvió de vocero de la Sociedad Esperantista del Táchira, la cual fue constituida el 7 de febrero de ese mismo año, presidida por Efraín García Lozada.

El 31 de julio de 1911 en Porlamar los hermanos Eleuterio y Miguel Rosario Campos junto con José Augusto de León, José Santos Rosario y Fernando Rivas fundan el grupo Amatoroj de Esperanto. Los Rosario dirigen el periódico margariteño El Sol, a través del cual difunden noticias de la lengua de Zamnehof. Referencia a la conmemoración del primer aniversario de la fundación de dicho grupo. Dictan cursos del Idioma Internacional regularmente y desarrollan una activada intensa y fructífera durante varios años, están en contacto permanente con los esperantistas del mundo entero…

En el mes de julio de 1912 Andrés J. Vigas inicia la primera publicación esperantista en Caracas, La Verda Stelo. Revisando algunos numero de la misma, nos topamos con los nombres de Marcelo Maldonado, J. Álvarez, Pérez, Eduardo Calcaño y otros. Álvarez Pérez era para entonces el delegado en nuestro país de la Asociación Universal de Esperanto. El mismo Andrés Vigas es el autor del primer manual de esperanto hecho en nuestro país para el año 1908 y escribió varios artículos a favor del idioma en El Cojo Ilustrado.

El mismo año 1912, en Maturín, Benito Losada Azócar con una docena de amigos entusiastas, funda la Asociación Venezolana de Esperanto, la cual fue sumamente activa en esa ciudad oriental, en la cual se dictaba cursos de Esperanto y se tienen reuniones regulares.

En los sucesivos años perdemos el rastro de Esperanto en Venezuela. Lo retomamos gracias a los datos suministrados por la Biblioteca del International Esperanto-Museum en Viena, quines nos ubican en la década que va desde 1923 a 1933, años en los que destacan los nombres de J. Álvarez Pérez y Karl Fritsching, como activistas del esperanto en nuestro país.

Llega la guerra a Europa y con ella la persecución y eliminación de muchos esperantistas del Viejo Continente.

En los años de la postguerra renace el nombre Idioma Internacional en Venezuela. Es Benito Losada Azócar quien ahora desde Caracas, reactiva el movimiento. En torno a él se unen valiosos inmigrantes como: Lino Moulines, César Manzano, José Hebra Val, Díaz Chapartequi, Manuel Certad Paredes y otros.

En 1955 el cónsul de Venezuela en las Islas Canarias, José Alberto Vivas, discípulo del famoso Juan Régulo Pérez se hace esperantista activo, representa a Venezuela en el Congreso Universal de Bologna, Italia y en 1957 es co-fundador y primer presidente de la Sociedad Esperantista de Tenerife.

En Caracas las actividades esperantistas se concentran alrededor de las Librerías Suma y Politécnica ambas del Sr. Lino Moulines, donde se organizan cursos, se hacen reuniones y se dictan conferencias.

En 1959 y 1960, lino Moulines publica una columna sobre noticias del esperanto en el diario El Universal, y el maestro Antonio Lauro habla semanalmente sobre el esperanto en un programa de Radio Nacional.

En 1971, Juan Bachrich funda el club Esperantista de Carabobo, en Valencia. A la reunión inaugural asisten también los señores Moulines y García Blásquez de Caracas. Se dictan varios cursos. Posteriormente al mudarse el señor Bachrich a Caracas sólo quedaron algunos amigos esperantistas pero no activistas.

Época Moderna (1972 hasta el presente)

Julio 1973 nace Venezuela Stelo, revista de los esperantistas en Caracas y que luego será el órgano oficial de la Asociación Venezolana de Esperanto. Su primer editor fue el ingeniero Félix García Blázquez.

Con la llegada de Juan Bachrich a Caracas, se reorganiza los esperantistas y se elige la primera junta directiva de la Asociación Venezolana de Esperanto en esta nueva etapa. Y para el 7 de noviembre de 1975 se hace le da forma a la nueva Acta Constitutiva que será 25 de noviembre 1975 legalizada dando por un nuevo comienzo a la asociación nacional.

En este periodo participan activamente personas como: Octavio de Diego, Fernando de Diego, Floreal Gabalda, Esteban y Jorge Mosonyi, Manuel Nebra Val, César Manzano, Jorge Mareggiani, Andrés Turrisi, Agnes Waldamnn, Anton Ferenchich y Víctor Hernández.

16 de Octubre de 1975 se hace el Acto de Presentación de la primera versión en la Lengua Internacional Esperanto de la obra Doña Bárbara de Don Rómulo Gallegos, traducida por el famoso traductor al esperanto Fernando de Diego.

En 1977, con el auspicio de la Dirección de Cultura de la Universidad Central de Venezuela se funda Universitata Esperanto-Centro (Centro Universitario de Esperanto). Cuya finalidad es continuar y acrecentar el trabajo difusor sobre el Esperanto a través de charlas, conversatorios, cursos y diversas reuniones internas y externas de la Universidad.

Para el 14 de junio de 1978 se realiza un curso semestral en el programa de estudio de la Facultad de Humanidades de la Universidad Central de Venezuela.

El 31 de marzo de 1981 la Asociación Venezolana de Esperanto inaugura su biblioteca con el nombre de Benito Losada Azocar para homenajear al fundador. Estuvo participando en dicho evento familiares de Losada y dio sus palabras de agradecimiento el hijo Doctor Benito Raúl Losada.

En enero de 1978 el señor David Vallecillos, activo profesor de Esperanto en Maracaibo desde los años 70, crea la publicación Marakajba Stelo. Para ese mismo periodo aparece la publicación Inter ni cuyo redactor fue el señor Germán Montero, también en Maracaibo.

Para 1982 el ingeniero Félix García Blázquez deja el cargo de redactor de Venezuela Stelo y el número 25 aparece con la comisión de redacción de Jorge Mosonyi, Liba y Floreal Gabalda, Andrés Turrisi, Rafael Mejías y Raymond Clarac. Allí comienza un florecimiento artístico en la revista; adquiere una renovación juvenil con dibujos agradables que estampan la energía y actividad de dicha época, hubo muchas excursiones y reuniones a nivel nacional.

Primer Encuentro Esperantista en Venezuela del 10 al 12 de diciembre 1982. En su contenido programático se encuentran: Exposición Esperantista, Discurso Inaugural del presidente Jorge Mosonyi, Charla Presencia del Esperanto en Venezuela de Alfredo Portillo, Charla Turismo a través del Esperanto Ivo Schenkel, Concierto de Guitarra a cargo del prof. Antonio Lauro, Declamación de Poemas de Miguel Otero Silva y Andrés Eloy en esperanto por Andrés Turrisi y Palabras de Clausura a cargo del profesor Rafael Mejía.

A través de la ayuda de Alfredo Cook en 1983 varios miembros de la Asociación fueron entrevistados en Radio Aeropuesto en el programa La Encrucijada y el 18 de marzo del mismo año fueron entrevistados en el programa Buenos días Venezuela en Venevisión. Para ese mismo año aparece la sección en español de la revista Venezuela Stelo titulada Mundo Esperantista redactada por Rafael Mejías.

Para 1984 se puede apreciar que en Maracay los señores Alfredo Ovalles y Jorge Díaz Pozo dictan curso de Esperanto.

Segundo Encuentro Esperantista en Venezuela y la Exposición Bibliográfica Esperantista del 2 al 20 de octubre. Para este periodo se une Maritza Graziani que hace un buen equipo de traductores de famosas letras musicales venezolanas; Endrina, Barlovento, Noches larenses, El sancocho, Coplas Folklóricas, Cumpleaños Venezolano, entre otras.

El 16 de Marzo 1985 se funda en Maracaibo la Liga Zuliana de Esperanto, la misma se convirtió en filial regional de la asociación nacional. Su junta directiva estuvo integrada por Germán Montero (presidente), Heber Nieto (vic-presidente), Stella di Filipo (secretaria y tesorera) y Jorge Montero (biblioteca).

Tercer Encuentro Nacional en Maracay (del 21 al 24 de junio, 1986).

El 26 de Abril de 1988 se registra legalmente la FUNDACION CULTURAL ESPERANTO con el propósito de recabar fondos para la adquisición de una sede propia. Su primera presidenta de Fundaesperanto fue la Dra. Teresa Osorio de Villasmil.

Cuarto Encuentro de Esperanto (del 24 al 26 de junio de 1988).

Quinto Encuentro de la Asociación Venezolana de Esperanto. (14 de Octubre de 1990). Biblioteca Paŭl Harris, La California Norte.

A partir de 1992 el profesor Jorge Mosonyi dictó cursos en la Escuela de Idiomas Modernos de la Universidad Central. El profesor Cook traduce al castellano la novela Kumeŭaŭa, escrita por el famoso Tibor Sekelj en Esperanto.

Sexto Encuentro Nacional de Esperanto (28 de Noviembre de 1992). No ocurrió por el golpe de estado del 27.

Festival Nacional de Esperanto (del 12 al 15 de diciembre de 1992). Unión Venezolana de Esperanto, organización paralela fundada por David Valecillos en Maracaibo.

En 1994 la Asociación Venezolana de Esperanto editó la obra La Agricultura de la Zona Tórrida de Andrés Bello en traducción al Esperanto por Fernando de Diego. Y en el mismo año el Profesor Juan Negrete en la Escuela de Idiomas Modernos de la Universidad Metropolitana y en la Escuela de Filosofía de la UCV.

Séptimo Encuentro Nacional de Esperanto (del 22 al 24 de junio, 1996). En Parroquia Universitaria de la Epifanía.

Octavo Encuentro de Esperantistas de Venezuela (del 21 al 22 de noviembre, 1988). En Parroquia Universitaria de la Epifanía.

Para 1999 se adquiere la Asociación Venezolana de Esperanto su sede propia, donde actualmente sigue estando.

Primer Encuentro Venezolano-Colombiano de Esperanto (del 8 al 10 de noviembre, 2002). En el Instituto Pedagógico de Caracas, mediante la gran ayuda de la profesora Silvana Messori se logró efectuar en dicha sede el encuentro. Participaron personajes como el profesor colombiano Luís Santos Morales y el Dr. Jon Aizpurúa.

Para Mayo de 2005 nace la Cooperativa Esperanto-Amikaro15, es producto de la necesidad del profesor Juan Negrete y un grupo de sus estudiantes esperantistas de generar autofinanciamiento, ruptura del esquema de club de amigos que a través de los años se había quedado la asociación. Esta organización aun está activa en internet.

En el mismo año, el señor Andrés Turrisi se muda definitivamente a Italia y sede sus responsabilidades de la revista Venezuela Stelo a Ricardo Coutinho.

Para 2009 se edita Simón Bolívar Pequeña Selección de Obras, una recopilación de cuatro obras importantes de libertador, la misma fue editada por la editorial El perro y la rana, participaron como traductores Andrés Turrisi, Jorge y Esteban Mosonyi. Además el diseñador gráfico y esperantista maturinense Ramón Morales empieza a desempeñar como diseñador de la revista Venezuela Stelo, dándole así un aspecto renovado, profesional y atractivo a la misma. Justamente en ese año el profesor Jesús Cedeño da dos cursos de Esperanto en la Universidad de Oriente en la sede de Ciudad Bolívar, en total 80 estudiantes de la escuela de medicina pudieron escoger su curso como materia optativa.

Tradicionalmente nuestra institución ha estado compuesta por amantes de la literatura, de las lenguas y las tertulias. Y es claro que en el mundo se han generado muchos cambios y con ellos estamos obligados a buscar nuevas formas de atraer y mantener miembros. Y en concordancia con esto, la Asociación Venezolana de Esperanto está en la búsqueda de renovarse, desde hace un año se han dado charlas dirigidas a orientar la profesionalización de la misma, dejar un poco de funcionar como un club de esperantohablantes para desarrollar mecanismos que permitan dinamizarla. Además los medios como internet han permitido cambiar un poco la dinámica de la comunidad esperantista en el mundo, donde las redes sociales son los espacios idóneos para aquellos esperantohablantes ávidos por esperantumi en tiempo real, sobre todo aquellos que por las distancias o precariedad de tiempo no reunirse de forma física.

Los medios de comunicación tradicionales como la prensa escrita, televisión y radio son cada vez menos atraídos a mostrar noticias de movimientos alternativos que no tengan ya un claro atractivo comunicacional, entre otras cosas que, los mismos buscan atraer masivamente potenciales compradores de los productos que allí se promocionan y no generar información que busque cambiar el status quo del mundo, como un idioma internacional neutral como el esperanto. Movimientos como ambientalistas tienen una cabida más o menos amplia dependiendo del país del cual se esté hablando, ya que en aquellos que el peso político del medio ambiente es mayor, los medios de comunicación tendrán mayor predisposición en brindar sus espacios para tal fin.

A pesar de las repercusiones obvias de la introducción de un idioma neutral, fácil y flexible como el Esperanto en la comunicación internacional, desde el punto de vista económico, político y científico-educativo, es arto conocido que la clase dirigente del mundo está más interesada en mantener el status quo, por que es en ese mismo donde se genera los recursos materiales e ideológicos para seguir manteniéndose.

Es desde este punto de vista que aquellas personas con intereses claros en contribuir un grano de arena para cambiar este modelo hegemónico mundial se han unido a la utilización del idioma internacional Esperanto, y por este sentido, la comunidad esperantista es por definición y práctica multicolor, ya que los deseos de mejorar al mundo no atañen a una ideología política específica si no más bien a una aspiración de personas que desean hacer de los pensamientos utópicos realidades constructivas. De allí que a pesar de las adversidades, nuestra organización, y muchas otras encarriladas en tal fin, nos hemos propuesto a la lucha irrenunciable a conquistar espacios para la difusión, comprensión y disfrute de inventos que por poca disposición aun no son del todo conocidos.

Fuentes:

Conferencia dictada por el sr. Lino Moulines el día 24 de septiembre 1974 en la Biblioteca Paul Harris.

El Esperanto en Venezuela (hoja suelta) de Juan Bachrich.

Folletos de los Encuentros Nacionales de Esperanto

Venezuela Stelo.

Kroniko de Venezuela Esperanto-Asocio de Liba kaj Floreal Gabalda.

n/d