La enseñanza del Esperanto

La enseñanza del Esperanto

La capacidad de comunicarse en esperanto se puede adquirir rápidamente, de manera que supone una introducción ideal al estudio de lenguas extranjeras. Al cabo de unas semanas los estudiantes pueden empezar a emplear el esperanto en la correspondencia, y al cabo de unos meses en viajes de estudios al extranjero. De acuerdo con evidencias experimentales y anecdóticas, se ha sugerido la existencia de efectos positivos del aprendizaje previo del esperanto en el estudio tanto del primero como de los segundos idiomas. Aunque se enseña en algunas escuelas, la mayoría de la gente lo aprende mediante auto-estudio o por correspondencia (utilizando el correo regular o el electrónico) o a través de los clubes de esperanto locales. Existen libros de texto y material de autoestudio en más de 100 lenguas. Una nueva página web para profesores de esperanto, www.edukado.net, da una cierta idea de la actividad educativa actual.
Reconocimientos oficiales. En 1954 la Conferencia General de la Unesco reconoció que los logros del esperanto estaban de acuerdo con los objetivos e ideales de la Unesco, y se establecieron relaciones oficiales entre la Unesco y la UEA. La colaboración entre ambas organizaciones continúa actualmente. En 1977, el Director General de la Unesco, Amadou-Mahtar MBow, habló al 62° Congreso Mundial de Esperanto. En 1985 la Conferencia General hizo un llamamiento a los estados miembros y a las organizaciones internacionales para promover la enseñanza del esperanto en las escuelas y su uso en los asuntos internacionales. UEA tiene también un status consultivo con las Naciones Unidas, UNICEF, el Consejo de Europa, la Organización de Estados Americanos y la Organización Internacional de Normalización (ISO).